Ponga su Piloto automático y quédese en casa.

#

Ponga su Piloto automático y quédese en casa.

Saldremos de esta emergencia y nos veremos para cantar las canciones y compartir los abrazos, afirma Diego Gutiérrez, quien a través de sus conciertos on line nos trasmite un mensaje de aliento y esperanza

A punto de entrar al estudio para grabar un disco de poemas musicalizados de poetas villaclareños, estaba Diego Gutiérrez antes de que iniciara esta necesaria fase de distanciamiento social. Tenía planificado, además, hacer un concierto este año que resumiera sus tres discos de estudio y que incluyera un documental, entrevistas, sesiones de fotos… y grabarlo en directo, pero se pospuso.

«Cuídense, con toda la responsabilidad, no solo a sí mismos sino también a sus seres queridos, a sus conciudadanos y al personal de la salud que está salvando vidas», pide a nuestro pueblo, vía telefónica, el conocido músico, en entrevista ofrecida a Juventud Rebelde.

Diego Gutiérrez es uno de los artistas que ofrece conciertos on line en estos momentos. «Es una idea fantástica del Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de la Música y la Rueda Films, en la que me involucré no solo para compartir mi música, sino también para enviar un mensaje de aliento y esperanza. Saldremos de esta más temprano que tarde y nos veremos para cantar las canciones y compartir los abrazos», aseveró.

Dieguito, como le dicen sus amigos, está presentando este año un nuevo videoclip de su disco Pa’lante el mambo, el cual lleva por título Filosofía de bar. «Tenía esa deuda porque ese tema se halla entre los que más me pide el público en los conciertos. De Piloto automático, mi más reciente fonograma, estoy promocionando el single, Como antes, en su versión acústica, de una Live Session que grabé hace algún tiempo. Espero para el verano, si todo vuelve a la normalidad, presentar el videoclip de la canción que nombra al CD».

Ideal para escuchar y disfrutar en familia ahora que debemos permanecer en casa, el disco Piloto automático lleva el título de una de sus composiciones más conocidas y es completamente distinto a los presentados anteriormente por el artista, sobre todo en la producción musical.

Si Pa’lante el mambo reunía géneros y ritmos cubanos, este último (producido también por la casa discográfica Egrem) transita más por la canción pura, con otro tipo de arreglo. «Tiene de todo, pero es más reflexivo y calmado. Es un fonograma para escuchar, no como Pal’ante el mambo que es más fiestero. Trato siempre de sorprenderme a mí mismo y sorprender al público, que la gente nunca pueda estar en una zona de confort conmigo, que siempre descubra algo nuevo».

En Piloto automático, ha dicho Diego, nada es lo que parece o nada parece lo que es realmente, porque hay canciones mucho más íntimas, arropadas con arreglos muy disímiles: desde bachatas hasta son, rock and roll, bolero, un poco de jazz, mezclados de una manera que resulta difícil discernir las fronteras entre uno y otro.

«La textura sonora va guiándonos de un tema a otro. Es como un viaje en el que le pedimos a la gente que ponga su piloto automático y se deje llevar», explica el autor de Sabor salado.

La producción musical estuvo a cargo de Emilio Martiní quien hizo, además, los arreglos. «En lugar de conformar el piquete que iba a grabar todo el disco, este notable guitarrista y jazzista escogió muy bien a algunos instrumentistas en función de la sonoridad que exigía cada tema.

«Hay, por ejemplo, tres bajistas que son espectaculares. Cualquiera de ellos pudo haber grabado el disco entero, pero él tuvo la sutileza de escoger a Jan Cruz, que explota mucho la sonoridad del pop y del rock, para el tema que abre el disco. Gastón Joya, un invitado de lujo, asumió el contrabajo en una de las canciones que está a mitad de camino entre el bolero y el jazz, mientras que David Faya se encargó del contrabajo y bajo eléctrico. En Piloto automático también está el magnífico Rodrigo Sosa con la quena.

«Emilio Martiní hizo, igualmente, las guitarras eléctricas y algunas acústicas, lo cual le dio un toque especial al disco. Aparecen, además, Otto Santana en el drums y en las percusiones, así como el joven y talentoso Miguel Ángel de Armas en el piano. Todos fueron mis invitados especiales para este disco que ha sido un gran regalo».

 

http://www.juventudrebelde.cu/cultura/2020-05-08/ponga-su-piloto-automatico-y-quedese-en-casa